f405

 

Matek es uno de los fabricantes de PDB con mayor reputación, si no el que más; tras su éxito con las PDB han decidido probar suerte con las controladoras, y han puesto a la venta dos nuevos modelos; la F405 y la F405 AIO.

La diferencia entre los dos modelos es que la versión AIO incorpora en la misma placa PDB y controladora, haciendo el montaje más limpio; en este artículo vamos a probar la versión F405 sin PDB, usando la PDB específica para ella, la Matek FCHub 6S.

¿Por qué usar una PDB específica?

En este caso, la elección de montar la FCHub 6S se debe a que permite conectar la F405 a f405pdbnuestra PDB sin ningún cable más que uno de los llamados cables flex. A través de él pasa la señal de nuestros ESC, 5V para alimentar la placa, la señal VBAT para el consumo de batería…

En resumen, si no te gusta integrar todo en una misma placa y quieres conseguir un montaje limpio, esta PDB es la mejor combinación con la F405.

 

¿Qué ventajas nos ofrece la F405?

Procesador

La controladora Matek F405 forma parte de la nueva generación de controladoras F4 con mayor capacidad de procesamiento. Esto nos permite, por ejemplo, usar más funciones a la vez sin sobrecargar a nuestra placa. En características de vuelo no notaremos ninguna diferencia con una controladora F3, ya que el único cambio es su procesador con mayor capacidad.

Betaflight OSD

Otro de los añadidos de esta placa es el soporte para el OSD de Betaflight; gracias a él podemos captura-de-pantalla-2017-10-03-a-las-20-35-46conectar nuestra cámara y VTX a la controladora y recibir voltaje restante en nuestra batería, intensidad del enlace emisora-receptor, consumo de los ESC…

Una de las funciones más útiles del OSD de Betaflight es poder cambiar nuestros ajustes de PID,  rates, exponenciales y muchos más sin tener que tan siquiera quitarnos las gafas. Además, si nuestro transmisor de vídeo lo soporta (por ejemplo el Tramp, TBS Unify Pro o el nuevo VTX de Matek) podremos cambiar de canal, banda y potencia a través del mismo OSD sin tener que trabajar con el botón del transmisor,

Otras características

La F405, al igual que otras placas actuales, incluye una salida de 5V para alimentar cualquier componente que lo requiera. Además, dispone de alimentación para nuestra cámara a través del mismo puerto al que debemos conectarla para el OSD. Hay que señalar que no sucede lo mismo con el VTX, que deberemos conectar a un BEC o directamente a nuestra batería, ya que la placa no lo alimenta por sí misma.

Tampoco tendremos problemas a la hora de conectar nuestro receptor SBus o IBus; la F405 dispone de un UART dedicado para receptores seriales, dejando además otros cuatro UART libres para conectar la telemetría de nuestro VTX o receptor, un GPS para telemetrías si piensas hacer vuelos “long range”…

Otra de las características que más me ha gustado durante el montaje es la distribución de los puertos para señal y GND de nuestros variadores; están ubicados en la esquina correspondiente a su motor, de forma que es prácticamente imposible equivocarnos al conectar nuestros ESC.

En aspectos más técnicos, se ha montado un giróscopo que soporta tasa de refresco de hasta 32khz, al igual que la Raceflight Revolt, y además soporta una tasa de refresco de PID de 16khz. Aun así, se trata de un cambio que la mayoría de pilotos no notaremos a la hora de volar.

En vuelo

Tras probar esta placa durante más de un mes en dos quads, puedo afirmar que es una placa resistente, práctica a la hora de montar y que cumple con todo lo que promete.

La estabilidad en vuelo es impecable siempre y cuando usemos los cuatro pilares anti vibraciones que vienen con ella; si no, probablemente notemos oscilaciones o giros repentinos en el eje del yaw. Volando con los PID de serie de Betaflight 3.2 y únicamente ajustando los rates a mi gusto el quad es muy ágil y estable.

El OSD ayuda mucho con el cuidado de nuestras baterías, evitando gastarlas demasiado; además proporciona otras informaciones útiles cuando volamos con otros pilotos, como el canal y banda en el que estamos si hemos conectado nuestro transmisor de vídeo a la controladora. No son estas las únicas opciones que podemos programar con el OSD, pero para mi gusto son las esenciales que tener sin llenar demasiado la pantalla.

En cuanto al consumo de CPU, como se podía esperar al ser una F4, se mantiene bajo todo el tiempo, en mi caso sin pasar del 4% usando DShot600, gyro a 8kHz y refresco de PID a 4kHz; a esto se le añade el estar usando a la vez el OSD y tener un VTX conectado para telemetría. Cabe señalar que estos datos son con el acelerómetro desactivado, a pesar de que activarlo sólo supone un aumento del 1% en mi caso.

En resumen, la Matek F405 es una controladora con un precio bastante bajo para las características que nos ofrece,  y tiene todo lo esencial en una buena controladora actualmente; procesador F4, OSD incorporado, posibilidad de comprarla con PDB integrada… Para mí se trata de una de las mejores controladoras disponibles actualmente, y totalmente recomendable.

Categorías: Reviews

Álvaro

Apasionado de los drones y entusiasta de la impresión 3D

1 comentario

Jordi · 23/04/2018 a las 21:29

Hola, me gustaría saber si esta controladora tiene posibilidad de conectar GPS o debo ir a la AIO? ¿Cual es vuestra recomendación?
Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *