¡Drone al agua! ¿Qué hago?

Si aún no te ha pasado, es posible que algún día tu drone se caiga al agua, el tuyo o el de alguno de tus compañeros de vuelo, pues volamos al aire libre y podemos encontrarnos con charcos, ríos, riachuelos, playas, piscinas, zonas de riego…

Si alguna vez te pasa, tranquilo, la mayoría de veces no se daña nada o los daños son muy pequeños. Aquí tienes nuestros consejos paso a paso, que pueden hacer que salves todos los componentes de tu drone. Vamos a ello:

Primer paso

Si mientras volamos, por los que sea, nuestro drone se cae y vemos o creemos que ha caído sobre el agua, desarmaremos inmediatamente. Luego sacaremos el drone del agua lo antes posible, pero siempre con seguridad, evitando cogerlo de la batería, porque podría estar cortocircuitándose, ni de las palas, motores o ESC, porque no sabemos que comportamiento puede tener el drone y sus componentes al estar mojados.

img_20170320_180904_474_optimized

Segundo paso

Una vez en nuestras manos y fuera del agua, con precaución, desconectaremos la batería lo antes posible.

La secaremos y limpiaremos bien, revisando su estado y conectores, para luego guardar en un lugar aparte de las otras baterías, a poder ser en una bolsa ignífuga.

Esta batería la marcaremos y la dejaremos en observación durante unos días para ver si se hincha o apreciamos algún defecto.

En ningún momento cogeremos una nueva batería para intentar realizar ningún tipo de prueba de funcionamiento hasta terminar los pasos indicados.

20170321_101546

Tercer paso

Iremos a casa y desmontaremos los componentes del frame; si hay placas, motores o dispositivos manchados o llenos de barros o cualquier otros restos, los limpiaremos con alcohol, ayudándonos de un pincel y dándole suavemente. En el caso de los motores es mejor hacerlo sólo con agua y un pincel y dejarlos secar lo suficiente, para evitar dañar la capa de resina o barniz que llevan los cables del bobinado.

Después de tenerlo todo limpio, revisaremos si hay componentes o partes de ellos con quemaduras, fogonazos o cualquier otro tipo de desperfecto que nos indiquen que se ha producido un daño en ellos.

Repara estos componentes si es posible o retíralos; el resto hay que ponerlos todos en un recipiente con arroz o algún otro tipo de secante, que luego se pueda retirar fácilmente, como bolas de gel de sílice.

Dejaremos los componentes cubiertos de arroz mínimo 24h. (la batería también)

img_20170321_125732_957

Cuarto paso

Sacamos los componentes del recipiente y con un pincel retiramos suavemente el arroz y el polvo que haya quedado.

En caso de tener PDB, la desmontamos, y sin tener ningún dispositivo conectado a ella, conectamos una batería en buen estado y cargada y comprobaremos que sus BEC´s y salidas entregan el voltaje correcto, si todo está correctamente, volvemos a montar y soldar todos los componente. En caso de que no sea así, habrá que cambiar la PDB por una nueva.

20170321_101518

Quinto paso

Sin conectar aun la batería, conectamos la FC por USB a nuestro configurador, ya sea Betaflight, KISS, Raceflight… y miramos probamos a conectarla. Si todo responde y funciona correctamente, sin las hélices montadas (jamás probar el drone en casa con las hélices montadas) conectaremos de forma normal una batería en buen estado y cargada, y observaremos si todos los dispositivos responden de  forma normal.

Pasados unos 15 segundos, si todo sigue bien (no ha salido humo de nada y no se han producido pitidos o cualquier otra cosa fuera de lo normal), entraremos en el configurador de nuestros ESC / variadores y revisaremos que el programa ve todos los ESC y que todo responde correctamente. Si es así, podemos probarlos en la pestaña Motors de Betaflight para comprobar que funcionen correctamente.

modos de vuelo

Sexto y último paso

Revisaremos que la configuración sea correcta, que el failsafe funcionan correctamente y nos llevaremos nuestro drone al campo de vuelo, montaremos las hélices y intentaremos volar el drone con normalidad.

Si todo ha salido bien, ya vuelves a tener tu drone como nuevo y limpio después de una buena ducha.

hqdefault

P:D: en los dos casos que me ha pasado esto no se rompió ni se quemó nada, espero tengas la misma suerte 🙂

Hola! Soy Álvaro y me apunto por aquí abajo para contar mis experiencias también. Un compañero perdió su drone en la orilla de un río y el aparato pasó allí una semana hasta que consiguió encontrarlo. Después de unos cuantos días secando y limpiándolo con cuidado, el único componente que había dejado de funcionar era la batería de su RunCam 3. Así que ya sabéis, si a alguien os pasa, seguid estos pasos y probablemente consigáis traer de vuelta a la vida a vuestro querido drone!

 

Categories: Guías

Jaume

Electromecánico que nunca pensó que volaría tan alto

2 Comments

Cesar · 24/02/2019 at 04:00

Hola amigos de dedrones, me acaba de pasar!! Se me cayó el drone (wizard x220) a la piscina. Lo desconecté de la batería, lo desarmé y lo puse en arroz. Ahora estoy rezando para que todo esté bien. En una semana más les cuento cómo me fue. Saludos desde Valparaíso

    Jaume · 24/02/2019 at 10:29

    Ya contarás. Mucha suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *