Los que seguís este blog habréis visto cómo hemos ido publicando varias listas de componentes para montar un drone por piezas; pues bien, después de tener la idea en mente un tiempo, hemos decidido traeros una nueva serie en la que revisaremos quads completos montados por pilotos cercanos, tanto de la comunidad deDrones como de toda España; hoy vamos a empezar con la review de uno de mis nuevos quads, el Armattan Chameleon.

El Chameleon, del fabricante americano Armattan, ha ganado en los últimos meses una gran fama en todo el mundo, y son cada vez más los pilotos famosos y no tan famosos que se decantan por este frame a la hora de montar un nuevo drone.

Acabados

Lo primero que destaca cuando recibimos nuestro paquete de Armattan y empezamos a desembalar las bolsas que vienen incluidas dentro de él es la calidad de los componentes de este frame. El carbono de cuatro milímetros de grosor de la placa inferior está cortado al milímetro, sin una sola imperfección ni irregularidad en los bordes, totalmente lisos.Lo mismo nos encontramos en las demás placas de carbono que incluye este frame.

Otro de los elementos que distinguen a este frame entre el gran mercado actual es el uso del aluminio en varias de las piezas; podemos encontrárnoslo en el pilar trasero, destinado a ser el soporte del conector de nuestra antena, y en la parte frontal, formando una estructura que podemos separar del resto de las placas y en la cual va montada nuestra cámara, totalmente protegida.  Los acabados del aluminio son, al igual que los del carbono, totalmente impecables; los bordes están limados y sin ninguna viruta del corte, los tornillos entran a la perfección en las roscas preparadas para ello en el aluminio, y brilla de la misma manera que lo haría la carrocería de un coche recién comprado.

Versatilidad y diseño

Otra de las cosas que podemos ver nada más montar este drone es el ingenio que su diseñador ha puesto a la hora de crearlo, desde el soporte de la antena hasta las protecciones de la cámara; en estas
últimas se ha creado un mecanismo en aluminio y carbono que, simplemente con aflojar dos tornillos, nos permite regular el ángulo de la cámara de grabación a nuestro gusto. Además, la cámara FPV va sujeta mediante dos piezas impresas en TPU negro, que la aíslan de toda posible vibración, a la vez que actúan como fijación y regulador del ángulo de esta cámara, cosa que podemos hacer con simplemente aflojar dos tornillos diseñados para ello y con gran cabeza, para que no sea necesario usar herramientas y podamos hacerlo sin complicación en el campo de vuelo.

En la parte trasera, donde va fijado el conector del transmisor de vídeo y la antena FPV, disponemos también de otro pequeño hueco a su derecha, y justo encima de él, otro hueco en la placa superior; estas dos rendijas están pensadas para que podamos montar las antenas de nuestro receptor en forma de L en la parte trasera, ya que es la forma más segura de montar las antenas y no perder alcance en ninguna maniobra.

En lo que se refiere a detalles menores dentro del diseño, vale la pena destacar que los dos tornillos de la estructura en aluminio de la parte trasera del quad están pensados de tal manera que quedan totalmente integrados en la placa superior del quad, de forma que no puedan dañar nuestra batería en caso de golpes.

Por si esto no fuera poco, Armattan proporciona también una capa de espuma precortada para la placa superior, añadiendo aún más protección a la batería para evitar que roce con ninguno de los demás tornillos de la placa superior, y evitando que se deslice en los golpes. Otro tanto podemos encontrar en el soporte delantero pensado para nuestra cámara de grabación; otra capa de espuma la mantiene alejada de los tornillos que puedan dañarla y actúa como anti deslizante.

Construcción y componentes

El Chameleon es un frame diseñado específicamente para el vuelo freestyle, es decir, el vuelo acrobático; por ello se trata de un quad más pesado que aquellos diseñados para el vuelo de circuito y carrera, y podemos permitirnos montar componentes algo más pesados y, en mi caso, centrarnos algo más en la estética que en la ligereza. Por todo esto, mi elección de componentes para este drone ha sido:

  • Motores: BrotherHobby Returner R3 (2206 2300kv), motores muy resistentes y que actualmente se pueden conseguir por un precio relativamente bajo, con buenas capacidades para el vuelo freestyle.
  • Variadores: XRacer Quadrant 25A. La elección de estos variadores se debe a que son un 4 en 1 divisible, dando la opción de montarse tanto en los brazos como todos unidos bajo la controladora, y siendo más fácil cambiar uno en caso de rotura.
  • Controladora: Matek F405, debido a su precio bajo, su fiabilidad y su versatilidad. ¡Haz clic aquí para ver nuestra review sobre esta controladora.
  • Cámara: Runcam Swift 2, la mejor cámara en relación calidad-precio que he probado hasta ahora, y con OSD incorporado. La lente se ha sustituido por una de 2.5mm de apertura para mayor campo de visión.
  • Transmisor de vídeo (VTX): Matek VTX, gracias a la posibilidad de montarlo junto a la controladora; desgraciadamente esta no es una posibilidad en el Chameleon debido a su baja altura. ¡Próximamente estará disponible nuestra review de este transmisor!
  • Receptor: FrSky XM+. Su pequeño tamaño lo hacen ideal para un quad con espacio reducido como el Chameleon, y a pesar de su tamaño minúsculo sigue ofreciendo 16 canales por SBus y un alcance más que suficiente para el vuelo normal.

Para la construcción de este drone, Armattan facilita un manual de instrucciones fácil de entender y que especifica los tornillos y piezas necesarios en cada paso. El montaje es sencillo y fácil de seguir. La única pega que podemos ponerle es el montaje de la cámara en el soporte delantero; puede ser difícil encontrar la posición en la que encaja y lograr atornillarla en esa posición, pero una vez conseguido esto el resto del montaje es sencillo, a pesar de la muy reducida altura del espacio para componentes dentro del chasis.

A la hora de sujetar las piezas, se usan dos tipos de tornillos; el diseñador decidió usar tornillos M2 para la fijación de la placa superior al soporte de cámara en aluminio y en el soporte de la cámara de grabación, y M3 para el resto de fijaciones necesarias, y esta es la mayor molestia a lo largo del montaje, si es que podemos llamarla así; necesitaremos disponer de un destornillador o llave Allen de varios tamaños, ya que la cabeza de ambos tornillos es diferente.

En vuelo

El Chameleon, según una gran cantidad de pilotos, es uno de los mejores frames que podemos elegir para el vuelo freestyle, gracias a la batería ubicada encima y su configuración en forma de H. Las expectativas que tenemos a la hora de estrenar un drone como este son altas.

Pues bien, este frame de Armattan no defrauda; sus características en vuelo son suaves, fluidas y en general muy agradables; la calidad de imagen proveniente de la cámara es perfecta gracias al sistema de amortiguación en TPU que este chasis incorpora; en lo referente a impactos, tras la una única sesión de vuelo que hemos podido tener con este frame, quizá no sea todavía suficiente para dar una opinión totalmente precisa, pero tras un golpe contra un árbol por pérdida de vídeo al conectarse otro piloto y un impacto con otro drone durante el vuelo, la estructura en carbono no ha sufrido ni el más mínimo desperfecto, y tampoco ha sufrido el aluminio. Aún así, esto no debe preocuparnos; en caso de rotura, la garantía de por vida de Armattan nos asegura que tendremos repuestos gratuitos muy pronto.

La única pega que podemos poner a este quad es su peso; estando acostumbrado al peso de otros aparatos construidos específicamente para carreras como el AK185, el peso de un quad con cámara HD, sumado al peso ya de por sí elevado de este frame, hacen que la diferencia a la hora de volar esté ahí presente.

Nuestra opinión

El Armattan Chameleon deja notar, desde el primer momento que lo tenemos en las manos, que se trata de un chasis de calidad; todos los elementos están cortados precisamente y los acabados son perfectos.

En lo referente al montaje, debemos destacar que no se trata de un quad recomendado para alguien que no haya montado un drone antes; no dispone de mucho espacio, y quizá sea algo complicado plantear la distribución de los componentes; si ya has tenido que montar un quad antes, no te prives, probablemente no tengas dificultad montando todo en su lugar. El montaje es fácil de seguir gracias al manual que el fabricante incluye, con el único defecto de las diferentes medidas de los tornillos que se usan en el montaje.

En cuanto al vuelo, tenemos una gran ventaja sobre otros frames; se trata de la garantía de por vida, que proporciona mayor confianza a la hora de volar y nos asegura que estaremos cubiertos en caso de rotura. Las características de vuelo son agradables, sobre todo suaves y precisas.

En definitiva, creemos que el Chameleon realmente vale su precio, algo elevado comparado con otros chasis actuales, pero podemos asegurar que se trata de una buena inversión, todavía más sabiendo que dentro de este precio se incluye un “seguro” que supondrá la sustitución de nuestro drone en caso de una rotura. Si estás pensando en montar un nuevo drone de free y no sabes por qué chasis optar, este puede ser una muy buena decisión.

 

 

Categorías: Reviews

Álvaro

Apasionado de los drones y entusiasta de la impresión 3D

4 commentarios

Ivan · 10/03/2018 a las 01:22

Que buen análisis, justo lo que necesitaba leer. Cuando lo vi en linea me parecio una locura su precio pero como es obvio, la calidad cuesta. Me atrae el hecho que tiene garantía de por vida! Espero conseguirlo pronto

    Álvaro · 15/03/2018 a las 20:50

    Hola Iván!

    La verdad es que no es un frame barato, pero es muy buen aparato. El que volé para la review no sufrió ningún rasguño a pesar de llevar unos cuantos golpes. Todos los Armattan son de una calidad enorme, tengo también su Japalura de 3″ y es una delicia de volar, y la garantía es una tranquilidad tremenda al volar.

    Un saludo y a ver si pronto hay un Chameleon más en el aire 🙂

Jesus · 06/06/2018 a las 13:24

Genial el artículo!
Tengo una simple pregunta, quiero montar el drone pero que no sea especifico para Free, también lo quiero que valga para carreras y este bien, tenéis un vídeo en vuestro canal del YouTube para montar un drone actualizado al 2018 para carreras, creen que si le pongo este frame quede bien, y sea polivalente para las dos prácticas? La verdad me encanta y la garantía me parece genial, pero claro no quiero que luego sea exclusivo para free y no lo pueda meter a carreras porque sus prestaciones no son para elllo! Gracias!

Martin · 29/10/2018 a las 06:27

Hola ,tengo una pregunta todo los productos que vende de drones son solo para España o internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *